San Pedro Chenalho

La Antropologìa Social tiene sus teorias, mètodos y tècnicas por lo que se le considerar una ciencia. Una ciencia que basa su estudio en lo local, investiga lo que sucede en cierta regiòn o poblaciòn poniendo en pràctica los conocimientos adquiridos en la antropologìa. El trabajo de campo es de vital importancia tanto para conocer como para comprobar, lo que se està investigando.

Monday, November 06, 2006

Ecología, política y saber ambiental
Como nos dice Leff, la problemática ambiental se ha vuelto un nuevo campo del saber, el cual no conforma una doctrina homogénea, cerrada y acabada; emerge y se despliega en un campo de formaciones ideológicas heterogéneas y dispersas, constituidas por una multiplicidad de intereses y prácticas sociales: el saber campesino y de las comunidades indígenas a sus sistemas gnoseológicos, sus valores culturales y sus prácticas tradicionales de uso de la naturaleza; el saber ambiental inscrito en las políticas de desarrollo sustentable, en sus estrategias y en sus prácticas discursivas, y en sus instrumentos normativos y jurídicos.
En el discurso todo suena bien, pero la realidad es la realidad, como por ejemplo: en Chenalhó la población se dedica a la agricultura (actividad que no satisface todas necesidades y las personas tienen que buscarse otras formas de obtener ingresos), por lo que han acabado con muchos árboles, además han desaparecido animales silvestres que ahí era su habitat. Cada que necesitan más terrenos para sembrar del monte lo toman, lo que implica la tala de árboles. También la población pedrana necesita de la leña para calentar sus alimentos, ya que casi no se consume el gas por que no tiene el dinero para comprarlo. Las comunidades tienen necesidades para sobrevivir y los que lo pagan son los cerros que cada día están más pelones. No es sólo un problema ecológico, sino también de sobrevivencia. La población crece y crece y no hay otra forma de subsistencia, por lo que muchos tienen que emigrar a las ciudades a trabajar. También hay parte de la población que se dedica a cortar árboles para venderlos.
El gobierno con sus programas lleva arbolitos para plantar y ayudar a la reforestación, pero de todos esos árboles sólo unos cuantos van a llegar a la edad adulta. La gran mayoría de los arbolitos muere por diversos motivos, por lo que se necesitan tomar acciones de mayor peso.
En Chenalhó el problema de la deforestación es real y pareciera que nadie puede hacer nada para detener este fenómeno, ni las autoridades tradicionales, ni locales, ni estatales ni nadie. Han llevado proyectos para calentar con energía solar, pero no han convencido a la población y no han servido de mucho.
En este caso estoy mencionando a Chenalhó, pero nosotros (la gente urbana) que no tenemos una actividad agrícola y que no cortamos árboles, no estamos exentos de contribuir a la destrucción de la naturaleza. ¿Cuántas cosas de madera utilizamos a diario? Para construir todas esas cosas tuvieron que cortar un árbol que daña a la naturaleza. Las sociedades modernas somos consumidoras de papel, y no sólo se necesita de árboles, también se necesitan litros y litros de agua para quitarles los químicos que blanquean al papel y así poderlos utilizar cómodamente.
Pareciera que para dejar de destruir la naturaleza tenemos que dejar de consumir. Las grandes empresas aprovechan los recursos naturales para hacer sus productos, sin importarles el daño ambiental que puedan generar.
Volviendo a Leff, nos plantea que la destrucción ecológica y la degradación ambiental, junto con la marginación social y la creciente pobreza generadas por la racionalidad económicas del mundo, están impulsando la construcción colectivas y expresiones de solidaridad inéditas, generando nuevas formas de organización social para afrontar la crisis ambiental, cuestionando al mismo tiempo la centralidad del poder y el autoritarismo del Estado.
Sí se han creado vínculos de solidaridad, el problema es que son pocos. A esto hay que sumarle que las empresas trasnacionales se han dado cuenta de que los recursos naturales son no renovables y están buscando la manera de apropiarse los que quedan.
En este caso, los indígenas en su lucha por sobrevivir huyeron a zonas inhóspitas y sin querer acabaron en yacimientos de recursos. Ahora el gobierno quiere sacarlos de esta zona para poder explotar los recursos, al fin y al cabo son de la nación. Todos estos problemas se viven, sobretodo en Chiapas, donde la lucha por los recursos es muy fuerte y los índices de pobreza y marginación son igual de grandes.

Thursday, October 26, 2006

Sinergia
Los pueblos indígenas hacen su vida colectivamente, tiene una relación de familias, donde se comunican como hermano mayor, menor, tío, tía, abuelitos. Funciona dentro de un sistema colectivo, donde eligen a sus representantes de su comunidad. Para resolver sus problemas hacen reuniones. Los debates suelen volverse largos y no se terminan hasta que se llega a un acuerdo. La solución que dicten las autoridades debe de ser acatada, pero cuando una minoría está en desacuerdo, hay que seguir dialogando.
En el caso de San Pedro Polhó una comunidad tzotzil, vemos como un paraje se convirtió en una cabecera municipal zapatista. La gente de Polhò tuvo que organizarse para elegir autoridades que representaran a su municipio, luego tuvieron que darle alojo a miles y miles de compañeros desplazados, después le hicieron frente a la Guerra de Baja Intensidad, y finalmente ahora las cosas se han tranquilizado, pero la presencia de armas continúa vigente.
El Municipio Autónomo de San Pedro Polhó resistió por la unión de su gente: hombres, mujeres, niños, niñas, etc. Sí todos no se hubieran cohesionado en un solo frente, posiblemente el gobierno hubiera logrado desmantelar su municipio.
Este es uno de los muchos casos, de cómo la sinergia ayudó a la sobrevivencia de un movimiento indígena. Los tzotziles de San Pedro Polhó usaron su cultura milenaria para resistir los embates del exterior. Pero no podemos afirmar que en todos los tzotziles existe una sinergia, ya que los priístas y paramilitares, también son tzotziles y eran enemigos de los zapatistas de San Pedro Polhó. Cada grupo responde a sus propios intereses y cada grupo busca su propio bienestar. Por eso hay que trabajar, para capitalizar toda esa sinergia en algo positivo y no en algo negativo.

Tuesday, October 17, 2006

San Pedro Chenalhó es un municipio tzotzil, pareciera que es una unidad, ya que tiene su territorio delimitado, su población, su forma de organización tradicional y política, también cuentan con sus autoridades constitucionales, elegidas por la vía electoral. Pero no es así, los problemas son enormes entre los pedranos y las posturas se han ido agudizando. El municipio se ha fragmentado en dos principalemente: zapatistas y priístas. Además, que con la remunicipalización se creó el municipio de Aldama, en una táctica, que más que resolver las disputas, fue para detener el avance zapatista.
Las diferencias son muchas: religión, ideología, disputas de tierras, familiares, hasta cacicazgos; y no podemos pasar de largo la pobreza y marginación de la gente. Con la aparición de los zapatistas las cosas se polarizaron más, ya que se empezó a dar una lucha armada por el control del municipio, lo que desencadenó en el asesinato y en el desplazamiento forzado de miles y miles de personas.
Ahora las cosas se han tranquilizado, aunque todavía los diferentes grupos siguen armados. Las disputas continúan y no se ve una solución pronta. Los zapatistas continúan con su resistencia y los que están con las autoridades constitucionales, se desenvuelven por la vía gubernamental. La presencia militar ha ido disminuyendo, pero al menos a mi me queda la duda, de qué recursos naturales habrá en San Pedro Chenalhó, ya que era exagerada la presencia de grupos armados, cada paraje tenía su cuartel militar, de seguridad pública y su grupo paramilitar. Entonces ¿realmente era una disputa política-social o también había recursos naturales en juego?
A final de cuentas, todos los pedranos son mexicanos y merecen tener una vida digan donde haya justicia social. Debemos vernos como mexicanos y respetarnos con nuestras diferencias, pero luchar por el bienestar de todos. Tenemos que respetar la colectividad de los grupos indígenas, pero no dejarlos en el olvido, sino trabajar de manera conjunta en el desarrollo de todos. El bienestra de México está en el bienestar de todos los mexicanos. Aquí no se trata de que gane Polhó o Chenalhó, los dos deberían salir avantes de sus disputas y crear mejores oportunidades de vida, sin importar la afiliación política.

Sunday, October 01, 2006

En el mundo actual, el sistema hegemónico es la Globalización y pareciera que nadie se puede salvar de este fenómeno. Las fronteras no sólo comerciales, sino culturales, sociales ... etc., se han derrumbado. La tecnología ha sido un brazo importante para todo este intercambio. Pero a pesar de todo, hay pueblos y comunidades que se no se han incluído en este sistema, ya sea por falta de voluntad o porque están alejadas de la civilización. Estos grupos se han vuelto bastiones de resistencia y gracias a eso, el mundo las ha volteado a ver.
La globalización es el mundo donde todo se absorbe y puede que dentro de algunos años los ciudadanos de los diferentes países seamos muy similares, que creemos una sola cultura universal, pero no dejaremos de ser seres individuales que tendremos nuestra propia carga histórica, la cual será determinada por el tipo de vida que llevamos. Lo individual no lo podemos perder, porque no nos hacen en serie, seguimos siendo personas con una vida propia.
Aquellos grupos que mantienen su propia lengua y costumbre, son actores de este mundo que tienen su propia realidad. Las necesidades de estos pueblos marcarán el rumbo que tomarán: sí se incluirán a la Globalización, se mantendrán al margen o aprenderán a convivir con el sistema hegemónico. Estas minorías contribuyen a la historia reciente, pero también tienen vida y caminarán de acuerdo a sus conveniencias.

Saturday, September 23, 2006

El Internet se ha vuelto una herramienta para obtener información comoda, rápida y relativamente económica, ya que muchos no pueden pagar èste servicio. Los beneficios son muchos, ya que el Internet se ha vuelto todo un mundo de información, pero no todo es bueno. Los problemas que enfrentas es que puedes encontrar información erronea, adquirir virus electrónicos y sobretodo ha proliferado negocios sucios, como la pornografía infantil. Los usuarios, así como eligen que información tomar, también pueden decidir que páginas abrir.
En estos tiempo, vivimos en una política dual, por un lado nos dice que somos países de ciudadanos libres y con derechos y por el otro estamos llenos de restringiones. Todos tenemos derecho a la cultura y a la información, pero para obtenerla tenemos que pagar y si no tienes dinero no puedes acceder. ¿Realmente hay libertad?
También vivmos en el mundo de los derechos de autor y de las patentes. Por un lado nos dicen que toda creación, tiene un autor, él cual tiene que ser renumerado. La renumeración la pagan los usuarios, pero qué pasa cuando los ususarios no tienen ese dinero, se limitan de esa fuente. Por el otro, las grandes industrias están patentando todo lo que pueden, porque saben que el día de mañana van a obtener ganancias. Ellos aspiran a que se pongan más rigidas las leyes de autor y que todos pagemos sus productos.
Hay que luchar por el derecho de la cultura y socializar los conocimientos. A final de cuenta somos seres sociales, que vivimos en sociedad Sí somos individuales, pero a final de cuenta convivimos con el resto de las personas y vamos formando la cultura.

Tuesday, September 19, 2006

Thursday, September 14, 2006

Reflexión
Jacorzynski nos dice que la existencia de las comunidades y personalidades múltiples borra las fronteras fijas entre las culturas y vuelve obsoleto el concepto tradicional de cultura.
El autor tiene razón, ya que con la tecnología y los avances de la ciencia han permitido que haya mucho intercambio de cultura, en un lapso de tiempo muy corto. Las comunidades y sujetos reciben mucho influencia del exterior, por lo que dejan de ser homogéneos. La diversidad empera y la asimilación de otras culturas crece día con día.
La cultura se individualiza y cada sujeto carga con su propia manera de ser. Pensaríamos que la nueva cultura va a ser producto de una mezcla entre varias culturas, pero también surgen minorías reinvindicando su cultura. Lo local absorverá lo internacional y lo internacional absorverá lo local, con lo que se creará una cultura híbrida.
La globalización seguirá influyendo en las personas y todos tendremos que adaptarnos, porque de ignorarlos nos quedaríamos aislados.
La etnografía se tiene que acoplarse a los nuevos tiempos y usar los avances en su beneficio. Sus investigadores tendrán que acostumbrarse a los nuevos intercambios de conocimientos y experiencias, hacer redes nacionales e internacionales para estar a la vanguardia.
Los etnógrafos estudiarán casos locales, sin poder dejar de lado a la globalización. Se tendrán presentes los beneficios y perjuicios de la corriente globalizadora, los cambios que vayan surgiendo en las comunidades. Se hará una realidad híbrida entre lo local y lo internacional. Todos estos cambios marcarán el destino de la historia y la etnografía tiene que estudiarlos, con sus respectivos métodos y teorías.